Consejos y tips


1 Alimentación Balanceada

Recomendamos fuertemente seguir una dieta de alimentación mediterránea, es decir una que incorpora una gran cantidad de productos. La ventaja de ella radica  en la interacción de sus componentes. Antioxidantesnos protegen de los radicales libres que favorecen el cáncer, la ateroesclerosis, la diabetes, el Alzheimer y el envejecimiento en general, ácidos grasos omega 9 y omega 3; disminuyen el riesgo cardiovascular, a diferencia de los modelos alimentarios occidentales, excedidos en Omega-6 por el uso de aceites de maravilla, soya, maíz y otros,  fibra; reduce el colesterol LDL – “malo”- , eleva el colesterol HDL – “bueno”- , regula el sistema inmune y reduce la inflamación  y los fitoesteroides; presentes en aceites, y frutos secos (nueces, almendras, avellanas, etc.) que nos ayudan a reducir  la presión arterial y mejoran la reactividad vascular

Chile posee un ecosistema mediterráneo .Esto quiere decir que nuestra agricultura y nuestra cocina tienen mucho en común con las culturas mediterráneas que consideran el equilibrio como parte esencial de la actividad humana. Estos pueblos se caracterizan porque equilibran bienestar y placer, incluyendo alimentos ricos y variados que benefician la salud.
Por eso es fácil para nosotros adoptar este estilo de vida, ya que solo significa reencontrarnos con nuestras propias tradiciones culinarias.

2 Toma un buen desayuno

Un buen desayuno es fundamental para una alimentación y una salud adecuadas, al punto de que hasta reduce el riesgo de desarrollar diabetes.

Al ser la primera comida del día, después de 8 a 10 horas sin comer, éste juega un rol importantísimo al tener la misión de inyectar energía al organísmo para su reactivación tras el descanso nocturno. Si te saltas el desayuno, probablemente te vas a sentir mal humorado y cansado, porque tu cuerpo no tiene la glucosa, el combustible que requiere para realizar sus actividades.

Estudios demuestran que las personas que suprimen esa importante primera comida del día sufren alteraciones en su estado de ánimo, su memoria y sus niveles de energía, y es más probable que suban de peso.

3 30 minutos, 5 veces por semana

Se ha demostrado que la actividad física mejora la calidad de vida en cualquier edad. ya que ayuda a prevenir la obesidad, el colesterol alto, la diabetes e incluso en personas de mayor edad ayuda a la prevención de enfermedades como la osteoporosis y la artrosis. Para mantener un estilo de vida saludable basta con practicar alguna actividad física moderada 5 veces a la semana por 30 minutos. No se trata necesariamente de convertirse en un deportista sino de incorporar ejercicios moderados en nuestra rutina.

Algunas acciones que podemos practicar a diario son, usar las escaleras en vez del ascensor, caminar mas y andar menos en auto, usar menos el transporte público y cambiarlo por el uso regular de la bicileta, si usamos la micro bajarnos un paradero antes del que corresponde y así desarrollar el hábito de caminar algunas cuadras.

4 Evita la moda de las dietas

Las “dietas de moda” o “dietas mágicas”, son aquellas que por lo general ofrecen bajar de peso en un corto periodo de tiempo, pero a la larga el cambio no es sostenido en el tiempo. Suelen tener nombres de frutas, verduras, satélites, doctores, de días, etc. Se encuentran principalmente en revistas de moda, cadenas, correos electrónicos, diarios, en la web, redes sociales, etc.

Las “dietas de moda” dan recomendaciones para cualquier tipo de persona, sin importar sexo, edad o estado nutricional y no se realiza una evaluación previa del estado de salud por un especialista. Se caracterizan por ser desbalanceadas nutricionalmente, es decir, no aportan a tus necesidades alimentarias para que tengas un óptimo crecimiento y desarrollo.

En su mayoría, son programas de alimentación bajos en calorías, carecen o se excede de algún nutriente, no cambian los malos hábitos alimentarios, por lo tanto son dietas de rebote (o dietas yo-yo), esto significa que el peso perdido, rápidamente lo vuelves a subir.

5 Aprende a cocinar 3 recetas saludables

Para llevar una alimentación más saludable, te invitamos a aprender a cocinar algunas pocas recetas saludables, que puedas repetir durante el año. En Aliméntate Sano encontrarás varias recetas ricas y saludables a tu disposición en: http://www.alimentatesano.cl/recetas_todos.php

6 Haz más ejercicio

Uno de los pilares de una vida sana y activa es la práctica regular de actividad física. No importa la edad que tengas, hay para todos los gustos y adaptables a toda condición física. Realiza al menos 30 minutos de ejercicio diario cinco días a la semana y notarás sus beneficios no sólo en tu cuerpo, también en tu mente. El ejercicio es una de las pocas formas de retardar el proceso de envejecimiento: aumenta la irrigación sanguínea, estimula las conexiones entre las neuronas y el crecimiento, aumento y actividad de las células cerebrales. Más información en http://www.alimentatesano.cl/af.php

7 No fumar

El comienzo de un nuevo año es un momento perfecto para plantarse y encontrar la fuerza de voluntad suficiente para abandonar el tabaco. ¿O prefieres seguir oliendo a humo, tener que salir a la calle a fumar bajo el frío en medio de una animada comida con amigos o tener los dientes y las manos amarillas? Seguro que no. Además, no es solo una cuestión social o estética, piensa que principalmente los motivos para apagar para siempre el cigarrillo son médicos: las posibilidades de padecer cáncer, EPOC o bronquitis entre otras se disparan en los fumadores.Por todo ello es uno de los propósitos imprescindibles para arrancar el año. Más información en http://www.alimentatesano.cl/tabaquismo.php

8 Sonríe más

Sonreír nos hace sentir mejor. Parece obvio pero no lo es. La sonrisa en muchas ocasiones es el resultado de un estado de bienestar o placer, pero en otros casos el simple hecho de sonreír nos hace sentir mejor. Aunque nuestro sentido común conozca esta teoría, la ciencia le puso un nombre hace ya algunos años cuando Charles Darwin enunció la hipótesis del feedback facial. Esto nos explica por qué es beneficioso hacer sonreír a alguien que no está pasando por un buen momento y aún más interesante, cuando estamos mal nosotros, cambiar nuestra sonrisa y nuestra postura corporal nos ayuda a transformar nuestras emociones.

¿Sabías que cuando sonreímos activamos determinados músculos de la cara que están
involucrados en la liberación de endorfinas?

Las endorfinas son hormonas que están relacionadas con el placer, el bienestar personal y la mitigación del dolor, por lo que eso hace que nos sintamos mejor física y emocionalmente.

9 Come con tu familia o amigos

Las comidas en compañía son una valiosa oportunidad para relacionarnos con nuestros más cercanos, y conlleva beneficios para la salud. La comida en familia o con amigos es un ritual que fortalece la comunicación, la escucha, el compartir y el mirar al otro en nuestra casa. Estudios científicos han mostrado que los niños y adolescentes que comen en familia 3 o más veces por semana, respecto de los que lo hacen menos de 3 veces por semana, presentan: 12% menos de sobrepeso, 20% menos de ingesta de alimentos poco saludables, 35 % menos de ingesta desordenada de alimentos, 24% de aumento en la ingesta de alimentos saludables. Además han mostrado que los adultos que comen con sus hijos, tienen un nivel de satisfacción de la vida más
alto.

10 Consume legumbres todas las semanas

Las legumbres son semillas secas de leguminosas con abundancia de proteínas, bajas en grasas y ricas en fibras, ácido fólico, calcio, hierro e isoflavonas, componente que reduce el colesterol. Por lo tanto, son un alimento muy completo, nutritivo y saludable. La Dieta Mediterránea recomienda consumirlas al menos 2 veces a la semana. Puede ser en guisos, ensaladas o sopas. Enseña también a tus hijos a consumirlas normalmente, les estarás entregando una hábito saludable de por vida.

Testimonios

Me encontraba con la presión un poco alta y ligeramente excedido de p ...
El programa me llamó la atención porque a diferencia de otros el Pac ...