Conoce los beneficios de caminar cuesta arriba

¿Ya te has sumado a la Caminamanía, y quieres ganar un mayor beneficio de tu esfuerzo físico? Entonces toma en cuenta esto: Si caminar requiere un esfuerzo que te ayuda a quemar calorías y a mantener acondicionado tu cuerpo, imagina los resultados si le sumas intensidad. Una de las mejores formas de hacerlo es andar por rutas inclinadas.

De esta manera, te obligas a realizar un mayor trabajo, que fortalecerá aún más los músculos de la parte inferior del cuerpo. Ya en una marcha normal se produce una activación importante de los músculos del cuerpo, y si cambias el patrón, entrarán en acción:

  • Los flexores de la cadera para elevar las piernas.
  • Los cuádriceps para flexionar más las piernas.
  • Los glúteos, que son los músculos impulsores del cuerpo para avanzar hacia arriba.
  • Los abdominales, que actúan como estabilizadores del tronco para mantener el equilibrio.

Ventajas

Trabajo aeróbico: Caminar cuesta arriba desarrolla tu sistema cardiovascular, con lo que puedes evitar enfermedades por sedentarismo, como el síndrome metabólico, o cualquier otra enfermedad del corazón.

Impacto articular: Subir una pendiente mantiene flexibles y fuertes las articulaciones. Asimismo tiene un menor impacto sobre las articulaciones, con respecto a correr, por ejemplo, ejercicio que ejerce demasiada tensión en las articulaciones de los tobillos, las rodillas y la cadera.

Pérdida de peso: Si te has propuesto este objetivo, una caminata por calles y senderos elevados, te permitirá quemar más calorías, porque, como dijimos antes, la intensidad de este ejercicio aeróbico es mayor.

La próxima vez que salgas a caminar, ponte como reto ir por una calle o un sendero empinado. Prácticamente en toda ciudad hay puntos elevados que te permitirán, además de hacer deporte, disfrutar de una vista panorámica o pasear por áreas verdes. Esto hará más entretenida tu caminata.

Comentarios